De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2020-10-19 / 20:15:18
¿Están en la misma frecuencia el Papa y los sacerdotes de México?
“Soñemos como una única humanidad, como caminantes de la misma carne humana,

como hijos de esta misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe

o de sus convicciones…” Papa Francisco
En los inicios de este mes de octubre, coincidiendo con el comunicado del Vaticano sobre la emisión de la tercera Encíclica de Francisco denominada Fratelli tutti (Hermanos todos), donde se resalta y reivindica el derecho de todo ser humano de vivir “con dignidad y desarrollarse plenamente”, así como se señala al individualismo como el virus más difícil de derrotar, me percaté de una nota difundida por un medio de circulación nacional donde un ministro religioso veracruzano demandaba el respeto a un grupo de manifestantes (en la Cd. de México), que reclaman insólitamente la renuncia del Presidente de la República en este 2020, con sustento en acusaciones endebles y mediante expresiones altisonantes, sin considerar para nada el dictamen electoral abrumador de julio del 2018. Me resulta extraño y preocupante que un vocero de la Arquidiócesis de Xalapa se vincule a una aventura golpista y desestabilizadora, cuando en la Ciudad Eterna, en Roma, el Pontífice pregona el diálogo, el respeto al semejante, la prudencia y el respeto ante la expresión de las mayorías y el papel del buen samaritano que debe asumir todo sacerdote católico. Ojalá pronto los clérigos nacionales se compenetren del contenido de las Encíclicas Laudato si y Fratelli Tutti.



Aún siendo un libre pensador, “un naturalista”, un individuo identificado con los descubrimientos científicos y con los avances tecnológicos, como ciudadano del mundo, me agradó y aplaudí internamente el advenimiento del obispo–cardenal Jorge Bergoglio como el Papa número 266 de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, porque desde hace siete años y medio (2013) ha transmitido a toda la humanidad un mensaje de vida, de optimismo, de dignidad, de respeto a todos los congéneres y de lucha para preservar la existencia en nuestro planeta verde. A mi modo de interpretar las cosas, con su presencia se vislumbran mejores horizontes para el ejercicio social y el honesto desempeño de los nuevos ministros emanados de los Seminarios y de los centros teológicos, dejando a un lado el rol ortodoxo de inquisidores y arropándose en el ímpetu cálido de Francisco, para operar como genuinos hermanos, como cercanos acompañantes de los fieles que sufren y de las mujeres vilipendiadas, de los fraternos discriminados; actuar como auxiliares de los seres con preferencias sexuales diferentes, de los indigentes que viven en sitios insalubres y de esos migrantes infelices que anhelan una vida digna.



A pesar de que en el CEM (Conferencia Episcopal Mexicana) “soplan venturosos vientos” y de que ya no están en la palestra controvertidos obispos atrabiliarios, todavía en nuestro territorio prevalecen los sacerdotes tradicionalistas que se aferran enfermizamente a ritos y concepciones muy diferentes a las esgrimidas por Francisco, quien privilegia la mansedumbre y la ternura sobre la amenaza, la condena, el temor y la sanción fulminante. Me atrevo a suponer que varios de esos ministros eclesiásticos anclados en el pretérito no asimilan a plenitud el mensaje del Buen Pastor transmitido por el Papa argentino, en su carácter de dirigente ético del catolicismo: “Cuando hay un Buen Pastor que hace avanzar, hay un rebaño que sigue adelante. El Buen Pastor escucha al rebaño, lo encauza, lo respalda y lo cura, ante lo cual el rebaño lo respeta y confía en él… Los signos del Buen Pastor son la mansedumbre, la ternura y la comprensión. Conoce a las ovejas una a una y cuida a cada una como si fuera la única… En sentido inverso, el pastor malo piensa en sí mismo, explota y se sirve de sus ovejas; tal pastor perverso, ávido de cosas mundanas, sólo ve a las ovejas como objetos para alcanzar sus mezquinos intereses y sus propósitos de dominio…” Hago votos para que en el devenir predominen los Méndez Arceo, los Ruiz García y los Vera López y sean nulificados prelados similares a los tristemente célebres Rivera Carrera, Sandoval Íñiguez y Cepeda Méndez.



A manera de colofón. Hace algunos años conocí al padre Teódulo, el presbítero que tenía la responsabilidad litúrgica de atender las labores religiosas de la iglesia “De los corazones”, ubicada en la calle Altamirano de nuestra Ciudad Capital. Fue una reunión familiar donde tuve la oportunidad de cambiar impresiones con él y con otros contertulios sobre temas diversos del orden cultural, ecológico, político y hasta deportivo, percatándome inmediatamente que ese sacerdote jesuita, además de su don de gentes y simpatía, almacenaba conocimientos varios y emitía puntos de vista apoyado en su extenso bagaje y en la realidad y dinámica circundante, sin evadir cuestiones comprometedoras relacionadas con su ministerio. Hábilmente defendía la noble actividad de los esforzados paladines religiosos y prudentemente escuchaba las críticas sobre esos individuos mercantilistas que se cobijan en las creencias y en la fe cristiana para arribar a fines innobles y vergonzosos. Ese singular hombre y pastor amable me dejó una imborrable vivencia y me sorprendió su salida intempestiva, así como su transferencia inmediata a otra localidad. Me enteré después que Teódulo no era del agrado de ciertos jerarcas de la Arquidiócesis veracruzana, por esos tiempos aciagos donde desde el Vaticano se desconfiaba de los teólogos de la moral y de los pensadores acuciosos de la liberación.



___________________________________



Atentamente



Profr. Jorge E. Lara de la Fraga

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-19
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-12
• Raúl Vera, “el que camina con quien padece” 2020-07-06
• ¡A preservar la casa que todos habitamos! 2020-06-29
• A medio siglo del mundial “México 70” 2020-06-20
• ¡Fuera tinieblas, que irrumpa la luz! 2020-06-15
• ¡Ánimo, nos veremos en los próximos comicios (2021 y 2022)! 2020-06-08
• El Coronavirus “descobijó” a Donald Trump 2020-05-31
• Entre penas y recuerdos 2020-05-24
• El Covid-19 y mis nietos. 2020-05-20
• El Covid-19 y mis nietos 2020-05-18
• Un pugilista portentoso 2020-05-12
• ¡La naturaleza no olvida, siempre sanciona! 2020-05-05
• “Temporada de zopilotes”, en el siglo XXI 2020-04-27
• La pandemia, “como anillo al dedo” 2020-04-20
• Ante la emergencia, la necesaria unidad nacional 2020-04-12
• El coronavirus y la cuarentena 2020-04-06
• La pugna EEUU-CHINA y en coronavirus 2020-03-28
• En el vuelo del águila 2020-03-23
• Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra? 2020-03-18
• El Rey Midas “del chayote” 2020-03-09
• La aventura de un singular anciano 2020-03-01
• En contra del sadismo escolar. 2020-02-26
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010