De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2020-09-27 / 21:26:01
Para transformar a México, ¿avanzamos o frenamos?
Ni ente divino ni sujeto demoníaco. Andrés Manuel López Obrador es un ser humano con fortalezas y debilidades, con aciertos y errores, con fracasos y logros a lo largo de su peregrinar por el territorio nacional. En mi caso, estoy en desacuerdo con él ante ciertas formas de conducirse en su labor informativa, por cuanto a su énfasis replicador y por su pragmatismo pero reconozco su entereza, voluntad de servicio e idoneidad, sus conocimientos diversos y sus ideales férreos encaminados a conducir a México hacia una transformación sociopolítica y económica. Lo anterior lo hago público para precisar mi posición como ciudadano: para nada seré un defensor a ultranza, un “quemador de incienso” o un fanático de AMLO, pero sí anhelo que nuestra nación supere añejas etapas catastróficas y sea en el futuro un escenario más propicio para el uso sustentable de nuestro patrimonio común y para el desempeño y desarrollo de las nuevas generaciones. En ese mismo orden de ideas, me opongo diametralmente a esas aventuras desestabilizadoras y paranoicas que pugnan por un retorno al pasado y que se ostentan hipócritamente –sus orquestadores- como baluartes de la democracia, de la justicia, de la equidad y de la fraternidad.



Ante la furibunda embestida de los adversarios contra las acciones y políticas del gobierno federal, me resulta preocupante el comportamiento de ciertos sectores populares y “clasemedieros” que parece se dejan engañar por los “manipuladores del desastre”, bien encerrándose acríticamente en sus “estancias de cristal”, sin omitir opinión alguna o adicionándose al fervoroso coro para endilgarle al Presidente López Obrador calificativos absurdos como comunista, dictador, traidor, sujeto maligno, asesino, enemigo de los creyentes, defensor de los truhanes, gobernante antidemocrático, reencarnación de Luzbel y otras denominaciones descalificadoras de similar índole, dejando de lado y como queriendo eclipsar que el mandatario oriundo de Tabasco, entre otras cosas, se ha dispuesto a llevar a efecto un orquestado proyecto nacional para atacar a la corrupción, para transformar las vetustas estructuras institucionales, para fortalecer la economía, para incorporar a la ciudadanía en la toma de decisiones, para lograr una educación de calidad, para transparentar y dignificar la vida pública, para respaldar a los grupos marginados, para apoyar al agro y vigorizar las industrias, así como para abolir los monopolios y eliminar los privilegios fiscales.



Sin irnos más lejos, en un ejercicio retrospectivo sobre las 3 últimas gestiones sexenales, resulta sorprendente constatar que múltiples connacionales olviden lo ocurrido en nuestra realidad mexicana hace 15, 9, 6 o 3 años, cuando gobernaron los panistas Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa o, más recientemente, cuando tuvo el timón de mando el priísta Enrique Peña Nieto; pareciese que los desmanes, atentados, hechos sangrientos y las arbitrariedades de tales personajes y sus respectivas comitivas se borraron del “imaginario colectivo” o se esfumaron como por arte de magia de la mente de un conglomerado “apacible y sumiso”, pero que ahora ante nuevos horizontes renovadores levanta insólitamente su voz de inconformidad, se “rasga sus costosas vestiduras” y arremete



rabiosamente, de manera verbal y física, hacia todo lo que instrumente y ponga en vigencia la administración federal. Es más, sin el mínimo decoro y dejando de lado las elementales normas de cortesía, elementos fascistas y atrabiliarios se mofan del Mandatario y le cuestionan sus directrices encaminadas a adecentar el ejercicio público y a esclarecer los ilícitos tortuosos que afectaron financiera, material y moralmente a nuestra Patria. En cierta medida, esos cándidos, manipulados y olvidadizos paisanos “justifican” extrañamente a los ex – mandatarios y “satanizan” al actual responsable de los destinos del país; se han atrevido a calificar como un “monstruoso despropósito” o como un “atentado de lesa humanidad” el enjuiciamiento pertinente de los truhanes supremos de la crisis mexicana.



Concluyo. Más allá de detenciones temporales o de encarcelamientos formales a los “peces gordos”, se me hace difícil que ese expediente compuesto por una declaración escrita de 60 páginas, con sus anexos y videos entregado a la Fiscalía General de la República por el ex –director de PEMEX Emilio Lozoya Austin en este 2020, no arroje a la postre algún efecto o consecuencia inculpatoria hacia determinados individuos mencionados como presuntos involucrados en delitos graves contra el patrimonio general o nacional. Si bien algunos analistas vislumbran con escepticismo dicho proceso, aludiendo a obstáculos legales y a impedimentos de carácter constitucional, es de elemental lógica suponer que por lo menos esos “seres ínclitos”, esos elementos ilustres tienen la obligación de declarar, si son requeridos, ante la instancia que corresponda y fundamentar sus aseveraciones con documentos y testimonios validados para responder a los señalamientos y acusaciones del otrora titular de la paraestatal energética. El complejo asunto – a mi entender – apenas está en su inicio y habrá que desechar los rumores y falsas noticias difundidas en ciertos medios, de que la Fiscalía General de la República soslayará a la postre las trapacerías expuestas y que se le dará “carpetazo” al engorroso entramado, en razón de sus implicaciones sociopolíticas, de las presiones de los magnates y de los embates de los poderes fácticos. Sin embargo no hay que adelantar vísperas, el optimismo debe prevalecer sobre el fatalismo. Sería frustrante y sumamente ofensivo para el pueblo noble que los corruptos triunfaran, que salieran ilesos y que los propósitos de renovación ética y de elemental justicia resultaran abatidos en tal contienda o cruzada depuradora.



Atentamente



Profr. Jorge E. Lara de la Fraga.

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-19
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-12
• Raúl Vera, “el que camina con quien padece” 2020-07-06
• ¡A preservar la casa que todos habitamos! 2020-06-29
• A medio siglo del mundial “México 70” 2020-06-20
• ¡Fuera tinieblas, que irrumpa la luz! 2020-06-15
• ¡Ánimo, nos veremos en los próximos comicios (2021 y 2022)! 2020-06-08
• El Coronavirus “descobijó” a Donald Trump 2020-05-31
• Entre penas y recuerdos 2020-05-24
• El Covid-19 y mis nietos. 2020-05-20
• El Covid-19 y mis nietos 2020-05-18
• Un pugilista portentoso 2020-05-12
• ¡La naturaleza no olvida, siempre sanciona! 2020-05-05
• “Temporada de zopilotes”, en el siglo XXI 2020-04-27
• La pandemia, “como anillo al dedo” 2020-04-20
• Ante la emergencia, la necesaria unidad nacional 2020-04-12
• El coronavirus y la cuarentena 2020-04-06
• La pugna EEUU-CHINA y en coronavirus 2020-03-28
• En el vuelo del águila 2020-03-23
• Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra? 2020-03-18
• El Rey Midas “del chayote” 2020-03-09
• La aventura de un singular anciano 2020-03-01
• En contra del sadismo escolar. 2020-02-26
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010