De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2020-06-20 / 23:11:01
A medio siglo del mundial “México 70”


Jorge E. Lara de la Fraga



Hoy dejaré a un lado mis preocupaciones con respecto al Coronavirus, ya me informaré después de los beneficios de ese fármaco llamado Dexamethasone, que según los especialistas británicos auxilia un poco a los enfermos críticos del Covid -19. También olvidaré, un momento, la problemática nacional y haré caso omiso a los ataques mediáticos del BOA y a los afanes “golpistas” de Frenaa, así como dejaré en paz al abominable Donald Trump, esperando empiece a cosechar más repudios por sus reiteradas torpezas y omisiones. Me trasladaré imaginariamente, en mi “nave de los tiempos”, para aterrizar en la séptima década del siglo XX y destacar los más significativo de esa singular edición de la Copa Mundial de Futbol efectuada en nuestro país durante el período comprendido del 31 de mayo al 21 de junio de 1970, donde participaron aguerridas selecciones nacionales e intervinieron célebres jugadores de todo el mundo; evento o torneo considerado por la FIFA como uno de los mejores en la historia del balompié profesional, en razón del “juego limpio” desplegado a lo largo de la contienda.



En esa memorable Copa Mundial “México 70” 16 escuadras se distribuyeron en 5 sedes: México, Guadalajara, Puebla, León y Toluca. De esas oncenas representativas pasaron a cuartos de final ocho: Uruguay, URSS, Brasil, Perú, México, Italia, Alemania e Inglaterra. Las semifinales se desarrollaron de la siguiente manera: Uruguay contra Brasil e Italia contra Alemania, siendo el cotejo de los teutones y de los “romanos azurri” el más vibrante, espectacular y encarnizado de todo el torneo, mismo que fue denominado por los expertos y directivos como “el juego del siglo”. Al final después de los tiempos extras, Italia se impuso 4 a 3 a Alemania. En la fase postrera, contendieron por el tercer puesto Alemania y Uruguay y por el sitio o peldaño supremo Italia y Brasil. Los alemanes fueron superiores a los uruguayos y los cariocas (de la “verde –amarela”), respaldados en su accionar elegante y virtuoso, obtuvieron el triunfo de manera contundente, agenciándose la Copa Jules Rimet para siempre (primer país tricampeón). Pelé se consolidó ante la afición como El Rey y quedaron también grabados para la posteridad los nombres de Tostao, Rivera, Charlton, Dumitrache, González, Gerson, Riva, Moore, Bekenbahuer, Peña, Rivelino, Seeler, Mazola, Müller, Jairzinho, Faechetti, Carlos Alberto, Albertosi, Fra goso, Bertini y Calderón: A mi juicio en tal Copa novena se exhibió buen espectáculo futbolístico, arribaron a las fases finales las oncenas mejor preparadas, el arbitraje fue aceptable, no hubo expulsados y no se reflejaron dudas o molestias en los equipos perdedores ante las decisiones de los “nazarenos”.



A continuación resalto aspectos interesantes de ese “México 70”: por vez primera se permite la substitución de jugadores durante el partido (dos por equipo), la escuadra amazónica gana su tercera Copa y con ello lleva a sus vitrinas el trofeo Jules Rimet, Brasil 1970 es valorado como el mejor escuadrón de todos los tiempos; en los 32 partidos programados se anotaron 95 goles (un promedio de 3 por cotejo). Las selecciones que se destacaron por su contundencia fueron Brasil (con 19 anotaciones) y Alemania (con 17



perforaciones); el jugador teutón Gerd Müller fue el líder rompe-redes con 10 pepinos. Mario “Lobo” Zagallo, director técnico del equipo campeón se erigió como la primera persona, en el mundo del balompié, en ser triple campeón (dos veces como jugador) y en esta ocasión como director técnico. Por otra parte, fue en este evento mundial donde se empezaron a utilizar las tarjetas (para amonestación y para expulsión); también es de significarse que en la semifinal (entre Alemania e Italia) se estableció el record de 5 goles efectuados durante el período suplementario y asimismo fue el Primer Mundial transmitido a colores por TV y todos fuimos testigos de la dignidad, orgullo y entereza de Franz Beckenbahuer al jugar (el “encuentro del siglo”, contra Italia) con una lesión severa en el hombro y el brazo amarrado o vendado al cuerpo, durante una buena parte del cotejo incluyendo los dos tiempos agregados.



Juzgo pertinente reconocer el esfuerzo y los logros de nuestra selección nacional en esa edición novena de hace 5 décadas. En el “México 70” la escuadra azteca salió airosa en la primera fase y por primera ocasión accedió por sus méritos a los cuartos de final, encontrándose con un rival poderoso (Italia), mismo que derrotó a los nuestros y después triunfa, en un encuentro de alarido, ante los alemanes para llegar a la ansiada final. Lo cual no impide que nuestro país logre el sexto lugar en ese certamen balompédico internacional y varios de tales atletas tricolores se proyecten a plenitud. Rememoro con emoción y nostalgia a algunos de esos futbolistas compatriotas: Ignacio Calderón, Gustavo Peña, Mario Pérez, Antonio Munguía, Enrique Borja, José Luis González, Horacio López Salgado, Aarón Padilla, Javier “Kalimán” Guzmán, Héctor Pulido, Isidoro Díaz, Javier Fragoso, Mario Velarde, Ignacio Basaguren y Javier Valdivia, todos bajo el mando técnico de Raúl Cárdenas.



Ya para culminar, les expreso que en ese cabalístico 1970 es cuando formalmente vinculo mi existencia con mi compañera Rosa Aurora y durante nuestra “luna de miel” arribamos a la perla tapatía (Guadalajara), para hospedarnos en el hotel que meses antes fue el recinto de la selección carioca (la campeona del trascendente evento deportivo). Recordar es vivir y es reconocer “cómo pasan los años…” Después de 10 lustros, agradezco a la vida y a la naturaleza gozar todavía buenos instantes con mi esposa, rodeados por nuestros 3 hijos y por nuestros 6 dinámicos y entrañables nietos.



Atentamente



Profr. Jorge E. Lara de la Fraga.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra? 2020-03-18
• El Rey Midas “del chayote” 2020-03-09
• La aventura de un singular anciano 2020-03-01
• En contra del sadismo escolar. 2020-02-26
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010