De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2018-02-26 / 20:40:14
Veamos “el vaso medio lleno”
“No te portes mal con tu mundo, no lo indispongas contigo…” R. Tagore
A veces me he sentido mal, vacío, deprimido, “arrastrando materialmente la cobija” y aparentemente sin un asidero o aliciente al cual aferrarme. Por ello hoy deseo comentarles sobre tal situación anímica que padecemos en ocasiones los comunes mortales de carne y hueso. Observamos en esta época dinámica a muchos individuos deambular por la vida con un gran fardo de angustias, inseguridades, desasosiegos y penas, sin voltear para nada sus ojos hacia el ángulo positivo de las cosas. Dichas personas, aun en los momentos de menor tensión, en los espacios de informalidad y entretenimiento, se manifiestan hostiles, hurañas o agresivas, como pretendiendo desquitarse, en sus semejantes, de los problemas que les aquejan. Muchas de esas pretendidas tribulaciones son superables, pero los interesados les otorgan más importancia de la debida y se ahogan materialmente “en un vaso de agua”.



Muchos de nosotros andamos a veces lamentando nuestra suerte, nos quejamos de que la vida nos ha tratado muy mal, que carecemos de “estrella” y de respaldos, pero no queremos enfocar nuestros ojos hacia tantos infelices connacionales que están en pésimas condiciones, que carecen de lo indispensable y que todavía poseen la entereza para sobrevivir y apoyar a los suyos. En ese sentido, hay que ver la existencia con realismo y optimismo, preocuparnos sin llegar a la angustia paralizante o al pesimismo estéril. Bastante difícil es la vida misma para que todavía le adicionemos nuestros resabios de inconformidad y nuestra retahíla de tensiones. Supongo que la mayoría vamos deambulando por el mundo sorteando obstáculos, transitando por vericuetos diversos y cayendo en ocasiones, pero lo importante es seguir adelante, asimilando enseñanzas de los errores y de las derrotas. Muchas de nuestras dificultades y conflictos tienen solución, muchos de esos fantasmas que nos aplastan suelen ser más ilusorios que reales; el asunto es que por lo regular nos enclaustramos y nos aherrojamos a nuestras “cadenas de amargura”.



Mientras no se descubra el elixir de la alegría permanente, ni se inventen las cápsulas del optimismo o la pócima contra el desánimo o el malhumor, es recomendable superar nuestras depresiones enfrascándonos en buenas lecturas, practicando deportes al aire libre, escuchando música, propiciando cambios de ambiente o escenarios, rompiendo con las ataduras enajenantes y sobre todo moviéndonos en términos de comunicación humana continua, para no naufragar en la soledad de los pensamientos perniciosos. A una



estimada compañera de trabajo, cuando la detectaba desarticulada, cuando la veía triste y deprimida, la incitaba a superar su particular conflicto y al externarme ella que “se sentía como chancla”, a ras del suelo, sin ánimos, le enfatizaba que se pusiera “unos tacones” de entusiasmo, que le imprimiera a sus actos “unos toperoles” de alegría y también que se administrara “unas medias suelas” de vigor anímico, toda vez que nadie más que el afectado o afectada pueden solventar, en su esencia u origen, la crisis depresiva o el problema de baja estima subyacente.



Por otra parte y para culminar, se dice por ahí que es muy saludable reír, solazarse con las locuras u ocurrencias de los demás, pero más importante psicológicamente hablando es reírse de uno mismo, verse cada cual en su exacta dimensión, con sus errores e imperfecciones, con su egolatría y presunción soterradas, con toda esa inmodestia, ausencia de humildad y soberbia implícita, para como efecto de lo anterior obtener cada quien su enseñanza positiva, para entender y aceptar mejor a nuestros semejantes y asimilar que ninguno está ajeno a las nimiedades, a las supuestas tonterías, ni a los ridículos de este mundo.



Atentamente



Profr. Jorge E. Lara de la Fraga.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• El Covid-19 y mis nietos 2020-05-18
• Un pugilista portentoso 2020-05-12
• ¡La naturaleza no olvida, siempre sanciona! 2020-05-05
• “Temporada de zopilotes”, en el siglo XXI 2020-04-27
• La pandemia, “como anillo al dedo” 2020-04-20
• Ante la emergencia, la necesaria unidad nacional 2020-04-12
• El coronavirus y la cuarentena 2020-04-06
• La pugna EEUU-CHINA y en coronavirus 2020-03-28
• En el vuelo del águila 2020-03-23
• Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra? 2020-03-18
• El Rey Midas “del chayote” 2020-03-09
• La aventura de un singular anciano 2020-03-01
• En contra del sadismo escolar. 2020-02-26
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010