De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2020-06-15 / 19:03:37
¡Fuera tinieblas, que irrumpa la luz!
Hay que voltear los ojos hacia las nuevas generaciones; son los renuevos de la esperanza y los entes promisorios del devenir cultural y filosófico. La gente mayor pareciera retornar a las concepciones tradicionales y no se atreve a ver más allá en este mundo contemporáneo dinámico. Se encuentra uno, de manera lamentable, con elementos maduros que creían “a pie juntillas” que el mundo se acabaría en el 2012 y que un gran terremoto afectaría a gran parte de nuestro planeta en un lapso breve. Resulta inconcebible que personas con estudios del nivel medio superior o superior sean víctimas fáciles de charlatanes, alarmistas y de agoreros de calamidades globales. Por si fuera poco, esas generaciones que rebasan los 50 años paulatinamente se acercan cada vez más a las “verdades reveladas” y a los dogmas, pero escabullen el bulto para no atisbar esas nuevas ventanas que ofrecen la ciencia y la tecnología contemporánea.



Soy de la opinión de que desde la secundaria o, si pareciera muy osado, desde el bachillerato, a los adolescentes y a los jóvenes de ambos sexos los deberíamos encauzar seriamente por los senderos de la observación, de la investigación y de las teorías sustentables; que los programas educativos cumplieran a cabalidad con lo establecido en el Artículo Tercero Constitucional y que el laicismo brillara a plenitud. En el 2009 se le rindió un homenaje mundial al célebre Charles Darwin, a 200 años de su natalicio, en razón de su significativa contribución a la ciencia, pero tengo la seguridad de que en instituciones educativas y en centros académicos de México este suceso “pasó de noche”, porque a pesar de su teoría evolucionista, persisten los neo oscurantistas que pretenden tapar el sol con un dedo y se oponen a las evidencias y a los procesos verificables.



Vayamos como comunidad siempre hacia adelante, que no nos ahoguen los mitos, las supercherías o los espantos del más allá y de los castigos eternos. “Más allá del arcoiris” podemos encontrar teorías e hipótesis que nos expliquen objetivamente sobre el origen de la vida, sobre las inmensidades espaciales; postulados que nos diluciden los misterios del micromundo y del macromundo, de lo que somos galácticamente y de lo mucho que ignoramos. Habrá que atreverse a navegar por esos mares del inacabable quehacer racional y del permanente pensamiento acucioso, donde tendremos que analizar las aportaciones y conceptos de pensadores como Einstein, Darwin, Hawking, Dawkins, Sagan, Douglas Adams, Hamilton, Feynman, Mlodinow y de otros ameritados investigadores.



Las nuevas generaciones deben asimilar, a manera de ejemplo, que Darwin está catalogado como uno de los científicos más importantes de la historia, debido a que su idea de selección natural consiguió cambiar la concepción que el ser humano tenía de sí mismo y que en la actualidad la tesis evolucionista influye en la mayoría de las ciencias y en la filosofía. También, los enjundiosos jóvenes de este tercer milenio deben saber que en los Estados Unidos, el país más poderoso del Orbe, se sigue instrumentando una cruzada



ideológica contra todo lo que huela a evolucionismo y que las fuerzas conservadoras de ese país se aferran ilógicamente a concepciones medievales.



Algo muy interesante, con relación al tema, ocurre en Inglaterra, donde en una región específica (Somerset) se ponen a disposición de los interesados “clases de escepticismo racional”, con el propósito de encauzar a los niños, adolescentes y jóvenes a que piensen de manera libre, sin ataduras trasnochadas; a que razonen con independencia; a que sean escépticos y racionales. Esta propuesta en nuestro país sería objeto de críticas y de ataques virulentos, lo cual no ocurre cuando a esos renuevos se les convoca a ciertos “retiros espirituales” para fortalecer sus creencias. Pero retornando a las sesiones de esos talleres y campamentos muy interesantes del orden intelectual, en verdad es digno de encomio que especialistas teóricos de la talla de Dawkins y de Grayling han actuado a contracorriente, preparando a muchachos en los ámbitos de la Biología, Genética, Antropología, Lógica, Química y Filosofía. Sin ánimo de espantar a la concurrencia, un gran acierto formativo sería acercar inductivamente a los jóvenes para que conocieran las aportaciones del científico inglés Stephen Hawking, que es un continuador de los trabajos de Einstein y que hace reposar sobre los hombros de las leyes de la naturaleza el motor que creó al mundo, sin la intervención de ninguna fuerza sobrenatural.



Para ejemplificar el analfabetismo científico que prevalece, les expreso que en este 2020, ante la pandemia del COVID-19 todavía múltiples personas, ajenas a los avances científicos y a los logros tecnológicos, depositan su confianza en “personajes iluminados” que pregonan medicamentos milagrosos contra el mortal coronavirus. No le otorgan crédito a las recomendaciones sanitarias ni a la información especializada de los epidemiólogos. Viven en el pretérito y le apuestan a una pócima mágica que los transformará en seres inmunes. Otros elementos están todavía en una posición más obtusa, niegan la existencia de dicha amenaza a la salud y a la vida, así como concluyen que todo es una patraña urdida por los consorcios internacionales y aprovechada por los gobiernos como un distractor.



Atentamente



Profr. Jorge E. Lara de la Fraga.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra? 2020-03-18
• El Rey Midas “del chayote” 2020-03-09
• La aventura de un singular anciano 2020-03-01
• En contra del sadismo escolar. 2020-02-26
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010