De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2019-12-23 / 15:00:08
Nepantla 1974 y “la guerra sucia”


Jorge E. Lara de la Fraga.



Cuando leí la noticia de un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y

un grupo guerrillero, en la localidad de Nepantla, Estado de México, laboraba como

docente, así como era director de la Escuela Primaria Anexa de la BENV y me

impresioné del fuerte dispositivo bélico empleado para sofocar a un pequeño brote

de insurrección juvenil integrado (en esa “casa de seguridad”) por únicamente siete

elementos. En el boletín oficial sobre el suceso se hacía referencia a la peligrosidad

de los “enemigos del orden”, así como de su armamento especializado, sin omitir

su adiestramiento táctico guerrillero para las acciones subversivas, dejando el

mensaje a la opinión pública de que se había obtenido un triunfo resonante contra

los perversos propósitos de sectores ultraizquierdistas. La realidad fue muy distinta,

se supo después que fue una auténtica masacre, donde no existió para nada “el

aviso de rendición” y que en la casa de la calle jacarandas, en el número 13, ese

cabalístico 14 de febrero de 1974, un contingente militar – policiaco arrasó a unos

muchachos idealistas del FLN que anhelaban un México diferente.

Ese infausto día como efecto de una “delación obligada” (un guerrillero fue

torturado) el fuerte y nutrido contingente represor compuesto por un poco más de

50 soldados y policías cercaron el inmueble de una supuesta fabrica (“Maquiladora

de Cartón S.A.”), donde estaban los opositores al régimen; ni más ni menos 9

oficiales y 38 soldados del Primer Batallón de la Policía Militar, así como 7 agentes

de la Policía Judicial Federal se “lanzaron con todo” a partir de las 11 de la noche,

después de estallar una bengala en el aire, disparando 618 cartuchos M-8,

proyectiles de gas y tres granadas de triple acción, con lo cual se logró la detención

de dos personas: Elisa Benavides Guevara (Ana) y Raúl Sergio Morales Villarreal

(Martín) y la eliminación física de Mario Sánchez Acosta (Manolo), Alfredo Zárate

Mota (Santiago o Salvador), Anselmo Alberto Ríos Ríos (Gabriel), Dení Prieto Stock

(María Luisa) y Carmen Ponce Custodio (Sol o Carmita), sin que ocurriera ninguna

baja oficial. A todos los muertos les dieron “el tiro de gracia” y todavía los verdugos

se burlaron y vejaron los cadáveres de las dos jóvenes caídas.

Lo anteriormente narrado pudiera parecerles a algunos lectores incorrecto e

innecesario, pero lo resalto para dar un pequeño testimonio de lo que fue esa

denominada “guerra sucia”, implementada por el gobierno federal durante las

décadas de los 70 y 80 del siglo XX, para desarticular las principales agrupaciones

armadas, sucediéndose la represión policíaco – militar más cruenta que arrojo cifras

espeluznantes aproximadas de más de 1500 guerrilleros muertos y 600

desaparecidos, durante la cual se persiguió, torturó y ultimó a muchas personas,

algunas siendo ajenas a la lucha clandestina. Tal período vergonzoso y aciago

cuenta con responsables supremos y subordinados obedientes a las disposiciones

de exterminio, pues ello ocurre durante los sexenios de Luis Echeverría Álvarez y

de José López Portillo, quienes contaron, entre otros, con el respaldo pleno de

Fernando Gutiérrez Barrios, del General Mario Arturo Acosta Chaparro y del torvo

Miguel Nassar Haro.

Retornando a lo que aconteció en Nepantla en 1974 necesito consignar que

ese pequeño grupo de disidentes pertenecía a las denominadas Fuerzas de

Liberación Nacional (FLN), las cuales fueron instauradas o formadas el 6 de agosto

de 1969 en Monterrey por los hermanos norteños César y Fernando Yáñez Muñoz,

así como por el xalapeño Alfredo Zárate Mota, quienes estaban dispuestos a todo

en esa empresa difícil , influidos por el triunfo de la revolución en Cuba y como

repudio a esa represión estudiantil desatada por el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz

en 1968. Tales Fuerzas de Liberación Nacional eran antisoviéticas y cubanófilas, no

tuvieron vinculación con el PCM ni con otros grupos político – militares que existían

en el país y se significaban por su aislacionismo. Con las muertes de Santiago

(Alfredo Zárate Mota) y de Pedro (César Yáñez Muñoz) el gobierno asesta un duro

golpe a ese grupo “que sembró significativamente una de las muchas semillas que

conformaron posteriormente al EZLN”.

Al respecto la historiadora – escritora Adela Cedillo Cedillo (UNAM), a través

de su tesis profesional “Historia de las Fuerzas de Liberación Nacional Mexicanas

1969 – 1974” precisa que “… el pasado no tiene dueño y, para ganar la guerra

contra el olvido, también hace falta escribir sobre la rebelión silenciosa y silenciada

de los 70… esa historia ya no nos pertenece, es del pueblo de México y a él hay

que entregarla…” Tal material lo proyectó en su libro “El fuego y el silencio” que

espero comentar en próximo artículo y donde la autora incorpora al principio unas

dedicatorias harto elocuentes: “A los que pusieron la vida en la línea de fuego,

porque había que intentarlo todo; A los que nos legaron la derrota, pero también las

ganas de intentar algo nuevo; A todos aquellos con los que comparto la misma

herida en el corazón; A los que quedaron en medio y a los desaparecidos, por los

que seguimos debiendo.”

_____________________________________________

Atentamente.

Profr. Jorge E. Lara de la Fraga

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• BENV: 28 años de logros, retos y compromisos 2020-07-26
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-19
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-12
• Raúl Vera, “el que camina con quien padece” 2020-07-06
• ¡A preservar la casa que todos habitamos! 2020-06-29
• A medio siglo del mundial “México 70” 2020-06-20
• ¡Fuera tinieblas, que irrumpa la luz! 2020-06-15
• ¡Ánimo, nos veremos en los próximos comicios (2021 y 2022)! 2020-06-08
• El Coronavirus “descobijó” a Donald Trump 2020-05-31
• Entre penas y recuerdos 2020-05-24
• El Covid-19 y mis nietos. 2020-05-20
• El Covid-19 y mis nietos 2020-05-18
• Un pugilista portentoso 2020-05-12
• ¡La naturaleza no olvida, siempre sanciona! 2020-05-05
• “Temporada de zopilotes”, en el siglo XXI 2020-04-27
• La pandemia, “como anillo al dedo” 2020-04-20
• Ante la emergencia, la necesaria unidad nacional 2020-04-12
• El coronavirus y la cuarentena 2020-04-06
• La pugna EEUU-CHINA y en coronavirus 2020-03-28
• En el vuelo del águila 2020-03-23
• Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra? 2020-03-18
• El Rey Midas “del chayote” 2020-03-09
• La aventura de un singular anciano 2020-03-01
• En contra del sadismo escolar. 2020-02-26
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010