De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2020-03-18 / 21:11:04
Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra?
Tengo la plena certeza que la amenaza del coronavirus y sus efectos correspondientes afectarán a nuestro país, pero será superada tal pandemia con la intervención dinámica y responsable de las autoridades y de la comunidad mexicana. Se están considerando desde ahora los protocolos de rigor, se revisan acuciosamente los pacientes con sospechas del virus y ante lo peor se han establecido medidas de confinamiento o cuarentena para los enfermos graves. Además, en este mundo global y singularmente comunicado, en su momento se podrían aprovechar las experiencias de las naciones que han controlado o disminuido los peligros reproductivos de tal flagelo. Ojalá pudiera decir lo mismo con respecto al asunto social – cultural y político del machismo y la misoginia en nuestro territorio patrio, pues tal herencia atávica está tan enraizada que requerirá de supremos esfuerzos, de acciones a fondo, de compromisos compartidos, para salir paulatinamente de ese bache sombrío y vergonzoso protagonizado por individuos patológicos y atrabiliarios que se escudan en el rol protagónico del patriarca benefactor.



En mi caso personal puedo mencionarles que fui formado o deformado a la usanza tradicional, donde el varón debe aguantar, no puede llorar y a su tiempo, en el devenir próximo, operar como el soporte material – económico – moral del ámbito hogareño, el protector del “rebaño familiar”. Circunstancias especiales al interior de mi hogar, ante la ausencia temporal larga del progenitor, tuve que afrontar la encomienda muy joven (a los 20 años), de ser el apoyo de mi madre y también el padre sustituto de mis hermanos. Sin entrar en detalles reconozco que varias veces fui brusco y exigente con mis consanguíneos para que ellos me obedecieran y, en cierta proporción, reproduje el modelo impropio del tirano o “el mandón” inflexible. Posteriormente superé esos errores dictatoriales y como docente busqué las maneras de entenderme mejor con esos adolescentes y niños que anhelaban atención, respaldo afectivo y pautas claras para desenvolverse en los ámbitos educativos y en los escenarios comunitarios. A fin de cuentas y es justo reconocerlo procedí como un elemento machista en una familia de 9 vástagos, donde predominaban los hombres y únicamente 3 mujeres completaban el cuadro. Hoy puedo decirles que esas vivencias me han transformado y procedo más civilizadamente con mi sufrida, abnegada mujer, con mis hijos y con mis entrañables nietos.



Todo “ese rollo personal” lo traigo a colación porque muchos mexicanos y familias completas del terruño patrio cargamos el pesado fardo del patriarcado (predominio varonil), con todos sus defectos y excesos, lo cual no puede borrarse de un plumazo, con intenciones de buena voluntad o cumpliendo con normas



estereotipadas de escritorio. Saludable y necesaria en todos los sentidos fue la expresión multitudinaria de rebeldía de las mujeres que reclamaron sus justos derechos humanos de igualdad, justicia y libertad, oponiéndose al trato discriminatorio, al machismo acosador, así como al comportamiento misógino, sin dejar de lado y poniendo énfasis sobre el pertinente combate al feminicidio alarmante por parte de las instancias gubernamentales y de los organismos humanitarios de género. Sobre el entendido de que nos movemos en medio de escenarios arcaicos, mojigatos, conservadores y hostiles al cambio, la comunidad mexicana tiene que afrontar el reto impostergable de empezar a cambiar y nadie debe escabullir el bulto. En un solo sentido, gobernantes y gobernados, sociedad civil e instituciones, hogares y escuelas, iglesias, medios de comunicación y seres de las diversas ideologías y clases sociales, tenemos que ponerle un dique a las felonías cavernícolas – machistas, establecer un nuevo paradigma que signifique el ser dador de vida, a esa persona que representa el núcleo aglutinador de toda la familia. Las féminas deben ser consideradas con respeto, enalteciendo sus múltiples aportaciones al conglomerado, dejando en el olvido el concepto distorsionado de ser catalogadas como objetos a poseer, a ser maltratadas y expuestas a las peores villanías.



Nunca olvidemos lo que aconteció en días pasados: “Los sonidos de la furia y el silencio retumbaron por todo el país. Las movilizaciones de las mujeres demuestran tanto el hartazgo contra la violencia que las oprime como su decisión de transformar drásticamente la estructura social y cultural que sistemáticamente las pone en peligro…” Definitivamente hace falta institucionalizar el nuevo orden mental en las instancias del Estado y en la sociedad civil. Por favor, basta ya de máscaras ideológicas y de posturas demagógicas sobre este asunto medular; no se vale el doble discurso, que sean los hechos los que avalen las palabras y propuestas. Se repudia el comportamiento de elementos machistas y misóginos que hoy se asumen como defensores aguerridos de las humilladas y víctimas de siempre.



________________________________



Atentamente



Profr. Jorge E. Lara de La Fraga

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010