De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2019-05-15 / 10:06:34
Preocupaciones añejas de un profesor.
Allá por las décadas de los 60 del siglo XX me desempeñé como docente de educación básica en un plantel de la localidad de Córdoba, Ver., poniendo en ejecución o práctica mis conocimientos y el repertorio didáctico obtenido en mi escuela Normal Veracruzana. Al estar en el terreno de la realidad me encontré con situaciones singulares a las cuales les tuve que hallar senderos de solución, pues en principio destinaron a mi cargo casi 60 alumnos con edades que fluctuaban entre los 10 y los 14 años; algunos de esos educandos acusaban rezagos en lo tocante al área del lenguaje y el renglón de las matemáticas. Era alarmante que en ese cuarto grado bajo mi responsabilidad hubiera infantes con carencias lectoras, sin destreza para escribir con claridad y con muestras notorias de inseguridad para expresarse oralmente; ya en el terreno aritmético me resultaba insólito que algunos para nada entendían los procesos de las operaciones fundamentales, que apuradamente sumaban cantidades menores, pero la resta y la multiplicación eran enigmas a desentrañar.



Las primeras semanas fueron de reconocimiento y después puse en operación mecanismos para salir del bache; utilicé a los infantes aventajados para que me auxiliaran con sus compañeros en actividades de lectura y en lo referente a las famosas “cuentas”. Aprovechaba media o una hora más de clase, al terminar el lapso establecido, para dedicarme a los escolares con dificultades mayores. Hablé con los padres de esos alumnos y les solicité su respaldo, para que en el hogar realizaran las actividades sugeridas. No fue fácil la encomienda, pero si puedo aseverar que en esos primeros años de labor docente aprendí más de ese quehacer magisterial, tesonero y angustiante que durante el período teórico de las épocas estudiantiles.



Con la madurez que se va adquiriendo en el campo de la labor cotidiana me propuse, en años subsecuentes, a que los niños lograran, entre otras cosas, a leer comprensivamente, a expresarse con claridad en forma oral y escrita, a poseer buena ortografía, pronunciación aceptable y una redacción básica. Por cuanto a las matemáticas, a efectuar operaciones diversas y a resolver problemas, buscando en todo momento los procedimientos inductivos en el tratamiento de las áreas de las figuras y cuerpos geométricos. Entender, por otra parte, que las ciencias sociales y la historia son muy relevantes en la formación inicial por lo cual deben abordarse inteligentemente a través de lecturas amenas, gráficas cronológicas, con auxilio de elementos audiovisuales y poniendo en el centro de la atención las causas y consecuencias de los sucesos. Asumir que lo actual es efecto del pretérito y que el futuro dependerá de lo que se haga ahora.



Comprendí que las ciencias naturales tienen un amplio campo para ser atendidas; a nuestro alrededor tenemos áreas verdes y especies animales, ante ello el docente inquieto puede diseñar proyectos para que sus alumnos observen, experimenten, cuantifiquen y registren. En lugar de hacer una tarea libresca y árida, llevar al cabo una aventura de redescubrimiento de nuestra radiante naturaleza. Es importante que las nuevas generaciones interioricen que se antepone preservar nuestro medio ambiente y que ya no debemos afectar más nuestra ecología circundante. Las actividades físicas,



artísticas y tecnológicas las efectuaba extra-clase, en un campo aledaño y en un área del plantel, con la anuencia de la dirección y la colaboración de los padres.



Todo lo anteriormente reseñado viene a cuento porque hoy en día en los escenarios públicos y en los horizontes educacionales leo, veo o escucho discrepancias y discusiones entre el magisterio y las autoridades, entre las dirigencias sindicales y los representantes de los poderes legislativo y ejecutivo, donde salen a relucir asuntos de carácter laboral, del orden político-económico, de plazas y procesos administrativos, de movimientos y préstamos, de evaluación de la labor docente, pero para nada irradian inquietudes de tipo pedagógico o temas de carácter didáctico. Si se está en el ámbito de la actividad formativa es de suponerse que el eje o el centro del debate debe ser el educando; que de esa lucha legítima emprendida por los docentes salgan mejorías para todos, que no sean conculcados los derechos de los trabajadores, pero sobre todo que como producto de esa debatida reforma educativa se renueven las caducas estructuras mentales en los colegios, para que el alumnado sea encauzado idóneamente para pensar, para hacer, para conocer, para proceder con sentido solidario y para desenvolverse con seguridad y fortalecidos en lo científico-humanístico, en lo axiológico y en lo físico-tecnológico.



Atentamente



Profr. Jorge E. Lara de la Fraga

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-19
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-12
• Raúl Vera, “el que camina con quien padece” 2020-07-06
• ¡A preservar la casa que todos habitamos! 2020-06-29
• A medio siglo del mundial “México 70” 2020-06-20
• ¡Fuera tinieblas, que irrumpa la luz! 2020-06-15
• ¡Ánimo, nos veremos en los próximos comicios (2021 y 2022)! 2020-06-08
• El Coronavirus “descobijó” a Donald Trump 2020-05-31
• Entre penas y recuerdos 2020-05-24
• El Covid-19 y mis nietos. 2020-05-20
• El Covid-19 y mis nietos 2020-05-18
• Un pugilista portentoso 2020-05-12
• ¡La naturaleza no olvida, siempre sanciona! 2020-05-05
• “Temporada de zopilotes”, en el siglo XXI 2020-04-27
• La pandemia, “como anillo al dedo” 2020-04-20
• Ante la emergencia, la necesaria unidad nacional 2020-04-12
• El coronavirus y la cuarentena 2020-04-06
• La pugna EEUU-CHINA y en coronavirus 2020-03-28
• En el vuelo del águila 2020-03-23
• Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra? 2020-03-18
• El Rey Midas “del chayote” 2020-03-09
• La aventura de un singular anciano 2020-03-01
• En contra del sadismo escolar. 2020-02-26
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010