De Veracruz al mundo
Inicio
POLÍTICA Y ENERGÍA
LorenzoReyes Mar
2012-07-03 / 22:30:14
Escenario Energético
Petróleos Mexicanos, realizó la colocación de un nuevo bono de deuda por 400 millones de dólares bajo el argumento de refinanciar las importaciones de bienes y servicios utilizados en diversos proyectos de la empresa.

El bono, es una de las formas de materializarse los títulos de deuda, de renta fija o variable. Pueden ser emitidos por una institución pública, un Estado, un municipio o por una institución privada, empresa industrial, comercial o de servicios, con el objetivo de obtener fondos directamente de los mercados financieros.

Un proyecto estratégico puede ser definido como un conjunto de actividades que tienen, como propósito fundamental, ampliar la capacidad productiva de un sector económico y social determinado, y que en el contexto de las prioridades nacionales definidas en la planeación, contribuye de una manera particularmente significativa para el logro de los objetivos y metas del programa correspondiente.

La estrategia de producción por proyectos se clasifica por monto de inversión anual y en descubrimientos, en los que están el mantenimiento de la producción de Cantarell-Kumaza, incremento de la producción en Chicontepec, por medio de los contratos incentivados, laboratorios y los servicios que se realizan hoy día, como la planeación del desarrollo de los descubrimientos realizados en el 2011 y la exploración que incremente más proyectos a la cartera de campos existentes.

Apenas la semana pasada, Pemex concretó la emisión de otro bono por mil 750 millones de dólares, recursos que se destinarán al financiamiento de gasto de inversión y operaciones de refinanciamiento de la institución.

Al arranque del año Pemex realizó la primera contratación de deuda de este año con 300 millones de francos suizos y en abril otro de 150 millones de dólares australianos.

Así, en menos de una semana, se contrató más de una quinta parte del programa de financiamientos 2012 por 10 mil 100 millones de dólares. Pero la emisión de bonos en el año supera los 4 mil 250 millones, equivalentes a 42 por ciento del total.

Hasta el cierre del primer trimestre del año, Pemex registraba adeudos bursátiles (deuda colocada en las bolsas de valores mediante la emisión de bonos) por el equivalente en pesos a 493 mil 560.5 millones, que al tipo de cambio promedio de marzo de 12.7755 pesos por unidad, equivalen a unos 38 mil 633 millones de dólares.

La operación se realizó en el mercado estadunidense y, según los informes divulgados, cuenta con la garantía del Export Import Bank de Estados Unidos (Ex-Im Bank). La operación fue por un monto total de 400 millones de dólares.

Se trata de un nuevo bono amortizable semestralmente con vencimiento el 20 de diciembre de 2022 y una vida media de 5.71 años. El bono pagará un cupón de 2 por ciento más una prima correspondiente al seguro del Ex-Im Bank, explicó la petrolera, al precisar que los recursos obtenidos de esta emisión se destinarán al refinanciamiento de las importaciones de bienes y servicios utilizados en diversos proyectos de Pemex.

La mayor parte de la deuda de Pemex está denominada en dólares y pesos. No obstante, no siempre es posible emitir deuda en dólares o pesos. Por lo tanto, las fluctuaciones en divisas distintas al dólar y el peso pueden incrementar los costos de financiamiento o generar una exposición al riesgo cambiario, informó la paraestatal en su último informe financiero.

Sobre la emisión, Pemex dijo que el bono fue colocado entre inversionistas de Estados Unidos, incluidos fondos de pensiones, fondos de inversión y bancos y que los agentes colocadores fueron Credit Agricole, Goldman Sachs y JP Morgan.

Además Pemex Exploración y Producción, realizó también la semana pasada el proceso de adjudicación de seis contratos para los servicios de exploración, desarrollo y producción de hidrocarburos en campos maduros de la Región Norte, en el que participaron 16 grupos de empresas que fueron precalificadas.

A finales de 2010, el Consejo de Administración de Pemex, aprobó un nuevo modelo de contratos que le permite a firmas privadas participar en algunas actividades de exploración y producción en campos petroleros del país, una actividad que había estado reservada por décadas al Estado.

Esos contratos llamados incentivados, marcaron la mayor apertura del sector petrolero mexicano a la inversión privada desde que la industria fue nacionalizada en 1938 y el aprovechamiento del crudo sólo por los mexicanos se convirtió en un símbolo de soberanía nacional.

"Las empresas ganadoras de las licitaciones no tienen ningún derecho sobre los hidrocarburos, los cuales seguirán siendo propiedad de México", aclaró la paraestatal.

"Pemex estima que con la adjudicación de estos contratos se alcanzará un volumen de producción adicional de aproximadamente 80,000 barriles diarios de petróleo, duplicando así la producción actual de la región norte", dijo la empresa en un comunicado en el que añadió que prevé inversiones de unos 55 millones de dólares sin precisar en cuánto tiempo.

Comentarios y Observaciones:

loremarpep@hotmail.com

Cel: 2291740483

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010