El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
FABRICANTE DE ESPEJOS
Mario Hernández Solorio
2011-01-07 / 12:00:48
Alejandro Encinas, sin alianza ¿acto de fe?
La aceptación de la pre candidatura al Estado de México por parte de Alejandro Encinas ha causado un entusiasmo fuera de serie entre las huestes de López Obrador, sin duda una euforia que sorprende como si el ánimo de ésta izquierda estuviera a punto de desfallecer y de pronto recibiera una bocanada de oxigeno. Esa es la percepción, ese entusiasmo tan elevado, más que político tiene todos los tintes de un acto de fe.



La sola presencia de Alejandro Encinas no va a ganar en la contienda para elegir gobernador en el Estado de México, el más importante en varios rubros después del Distrito Federal, si no viene precedida de una fuerte unión de la izquierda en todos sus tonos y matices, pero sobre todo de una alianza muy fuerte, casi galvanizada con el PAN.



Alejandro Encinas lo ha intentado todo y nunca ha ganado nada importante, me refiero a una elección directa en las urnas, vamos, no logró ni la designación como candidato del PRD a una delegación del DF un poco antes de pasar al circulo cercano de Andrés Manuel, independientemente de que se trata de un político muy experimentado luego de fungir como jefe de Gobierno del Distrito Federal cargo que recibió de manos de López Obrador para continuar su periodo al frente de una de las ciudades más grandes y conflictivas del mundo y su larga militancia en la izquierda mexicana le da tablas políticas suficientes para pensar que hoy puede, si gana, hacer un buen gobierno en el Estado de México.



Antes de llegar ahí, la designación de Encinas debe pasar varias pruebas que son más duras que la propia elección oficial al gobierno de edomex, como sería el de convencer a López Obrador de que acepte una alianza con el PAN y luego que ciertos sectores del panismo acepten esa alianza. No se ve fácil.



Los perredistas han preparado una consulta popular para evaluar una posible alianza con el PAN, que puede ser de mero trámite, si Andrés Manuel se aferra a que no habrá alianza, éste dirá que no es cosa de él, y hará con su dedito que vox populli dijo NO. Si esto ocurre, será una victoria pírrica de Andrés Manuel por que el único verdadero ganador será el PRI de Peña 0que ganarán una elección en contra de una oposición muy dividida en sus respectivos partidos que tendrá como consecuencia una alianza imposible con resultados nefastos para el PRD y el PAN, aunque la pregunta queda ahí, suspendida en el aire para que usted la responda ¿por qué en Oaxaca AMLO si aceptó implícitamente la alianza entre las izquierdas con el PAN y en el Estado de México NO?



Si lo que importa es México, los intereses partidarios deben quedar a un lado, el político, el estadista no actúa con los riñones, se despoja de sus intereses personales y le concede prioridad a los mayoritarios, imponer a Encinas aún sin el PRD, sin duda es un triunfo de López Obrador, pero a qué precio político. No hay que pasar por alto, que el PRD ha venido a menos, si pierde Guerrero y Baja California, después de perder Zacatecas, prácticamente sólo le quedaría el Distrito Federal y Michoacán, el PRD pasaría a ser un partido local. Muy diferente será el panorama si gana una alianza PAN-PRD con Encinas al frente el Estado de México.



¿Por qué el temor a ésta alianza? Será que si se concreta ésta alianza con Encinas y el PAN, abriría la posibilidad a una alianza PRD-PAN con Marcelo Ebrard al frente para contender por la presidencia de la República, aunque se haya dicho hasta la saciedad que eso nunca va a suceder? El temor es que en política el “nunca” no existe.

fabricantedespejos@hotmail.es



Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010