De Veracruz al mundo
Inicio
ESTESSUR
Raúl Domínguez
2017-10-25 / 21:44:56
CMIC: La Batalla que Viene
*Mario González, sin pena ni gloria.
*El Senador “promesitas”
HY pierde terreno.
El sector de la construcción en el sur de Veracruz ha sido uno de los más castigados no solo por las constreñidas inversiones federales y las promesas oficiales incumplidas, sino también por la inseguridad campeante.



Pese a eso la CMIC, que aglutina a 130 socios activos, observa con optimismo la promesa oficial de hacer del corredor del istmo el detonador económico que permita en parte la recuperación del empleo y la riqueza que antaño la industria petroquímica generó y que para mala suerte de la mayoría fue a parar a manos corruptas de líderes sindicales, empresarios cínicos y funcionarios sin una pizca de vergüenza.



Con la certidumbre de que más pronto que tarde en la región aterrizarán los megaproyectos multi anunciados alrededor de las Zonas Económicas Especiales, los empresarios ligados a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción se aprestan a evaluar el trabajo del actual Consejo de Administración que encabeza Jaime Morales Silva.



Al pasar por el tamiz de los socios y de ser aprobada su gestión, que desde el punto de vista de sus propios adversarios ha ido de buena a muy buena, no se descartaría una reelección, tomando en consideración que Morales Silva ha sido un impulsor de la unidad al interior de este gremio, no obstante, el empresariado podría optar por un cambio y ante ello la semana pasada emergieron dos figuras.



Por un lado, el actual secretario del consejo directivo Pablo Farfán y por otro el tesorero, Ricardo de Jesús Cabrera Lotfe, cuya gestión en el manejo de los recursos de las muy minadas finanzas del referido organismo, resultó más que reveladora.



Cabrera Lotfe, titulado como Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Querétaro, es integrante de una de las familias más antiguas de Coatzacoalcos y cuya carta de presentación al ser postulado como candidato a ocupar la presidencia del Consejo Directivo de la CMIC, será la congruencia y el respeto a su gremio, pero sobre todo la honestidad en la administración de los dineros de este sindicato empresarial.



Con Cabrera Lotfe se rifarían el destino en febrero próximo, los personajes más importantes del consejo consultivo no solo por sus ligas con el magnate de las gasolineras, Rogelio Lemarroy González, amigo personal y principal consejero de negocios del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, sino porque además conoce a fondo la problemática de los hombres y mujeres ligados a la industria de la construcción.



En este escenario, Pablo Farfán relativamente joven, tiene como principal mérito ser hijo de un ex presidente de CMIC y aunque nada le impide ser postulado, sobre todo por contar con el aval de dos que tres integrantes del consejo consultivo con los que su padre trabó alianzas políticas y de negocios en su momento, algo queda muy claro a los constructores de Coatzacoalcos, su organización siempre le ha apostado a la democracia y aunque algunos han tratado de imponer la monarquía, siempre han fracasado.







DE TURISMO. Celebrada con bombo y platillo por panegiristas del Senador Héctor Yunes Landa, la asunción del ex diputado local Mario González Figueroa, como subdelegado de la Secretaría de Economía en el sur de Veracruz, no fue la más acertada, al menos esa ha sido la expresión de empresarios y mujeres de negocios en Coatzacoalcos, Minatitlán y Acayucan. Dicen desde los entresijos de esa subdelegación de “asuntos sin importancia”, que el “licenciado” González está demostrando que lo verdaderamente suyo es la viaticada, es su fuerte. Y es que pareciera que su nominación fue más por los riñones del legislador Yunes que por capacidad, porqué si de lo último se tratara, González Figueroa no habría sido contratado ni como intendente. En fin, así funciona en México la burocracia.



COQUETEOS. A propósito del Senador “promesitas”, por el sur de Veracruz dos de los ¿“operadores” políticos?, se preguntan si acaso su gurú no se ha dado cuenta que eso de hacer política de saliva ya es cosa del pasado. ¿Será por ello, que este par de hombres de buena fe ya han empezado a hacer ojitos al peroteño José Yunes? Sugerencia: No se quemen el seso en indagar a que operadores me refiero. Los más visibles que por cierto ya perdieron credibilidad entre la raza, ya están por tirar la toalla pues siguen preguntándose ¿Cuáles fueron los méritos de Mario González Figueroa en la precampaña, campaña y post campaña de Héctor Yunes? Y yo les respondería: ni uno sólo, pues ser bufón, barbero o calentar el oído con medias verdades a su líder no tiene mayor ciencia. Por lo pronto don Rafa y don Maxi ya vieron que Pepe Yunes tiene espolones para gallo.



A sus órdenes en:



palabraespalabra@gmail.com



Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010