De Veracruz al mundo
Inicio
ESTESSUR
Raúl Domínguez
2017-06-11 / 09:31:40
Los “nocivos” vínculos de Víctor Carranza
En campaña se difundieron historias e historietas que relacionaron al grupo político de Iván Hillman, actual delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Tabasco, pero con intereses políticos y empresariales de muchos ceros en Coatzacoalcos, con el alcalde electo surgido del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Víctor Manuel Carranza Rosaldo, sin embargo ni uno ni otro aclararon jamás qué tipo de compromisos pudieron suscribir, así que los alcances de este maridaje los podremos conocer, en dos tiempos: cuando el munícipe surgido del partido lopezobradorista presente a su comité de recepción y en Enero próximo al designar finalmente a su grupo de “fieles” colaboradores, que se espera sean ciudadanos probos, ajenos a cualquier interés bastardo.



Antes del inicio formal de la campaña y durante los 30 días de duración de la misma, las redes sociales fueron inundadas con imágenes photoshopeadas de la ex diputada verde, Mónica Robles, su esposo Iván Hillman y el ex tesorero municipal Mariano Moreno, cuya amistad con Carranza Rosaldo data de hace tres décadas o más, empero soportaron estoicamente el baño, sujetándose a la máxima que el que calla otorga.



Por eso la opinión pública de Coatzacoalcos creyó en el argumento de los detractores de Morena, en el sentido que quienes realmente iban a gobernar el municipio con el segundo mejor presupuesto anual de Veracruz (mil 200 millones de pesos) serían personajes afines a la familia Hillman, Robles y Moreno, partiendo de la premisa que fueron supuestamente ellos, los gentiles patrocinadores de la campaña que recién concluyó y en la que con 48 mil votos en la bolsa, Carranza se coronó campeón.



No en vano los adversarios al grupo Integra, recurrieron a las redes sociales para persuadir a la opinión pública acerca de la nocividad que representan para la esperanza de México los imaginarios aliados del ahora alcalde electo e insisto en calificarlos de supuestos, porque hasta ahora tanto Iván, como principal jefe de éste clan, no ha dado la cara ni para bien ni para mal, porque con toda certeza así conviene a sus intereses.



En cambio su ex secretario de gobierno y ex director de la desaparecida CMAPS, Alberto Mijangos en un santiamén se convirtió en la “conciencia” de Víctor Carranza, aunque en cortito el reconocido abogado ha negado que su presencia en Morena se deba a una instrucción del matrimonio Robles-Hillman.



De cualquier forma Mijangos Martínez se le vincula al actual funcionario de Conagua, no obstante –que a decir del propio personaje- el ex alcalde porteño lo relegó en el momento que más lo requirió y tuvo que apelar a viejas amistades, como la que trabó hace muchos años con el ahora presidiario duartista Francisco Valencia, quién lo incorporó de nuevo a la administración pública. El ex delegado de la Profeco, permaneció en CAEV como Secretario Técnico hasta la conclusión del aciago gobierno de Javier Duarte.



El otro vínculo de los Hillman-Robles con Carranza, es el ya regidor electo, Ángel Raúl Estrada Bernal, ex director de patrimonio del ayuntamiento en el periodo en que Iván se desempeñó como presidente municipal ¿Quién mejor informado acerca del destino que tuvieron cientos de terrenos sin dueño o con problemas legales en la ciudad, si no que ex funcionario de Pemex?

Originalmente Estrada iba propuesto como suplente de Alberto Mijangos, pero ante la intempestiva renuncia de éste, Morena lo inscribió en su planilla como propietario, desplazando a infinidad de militantes fundadores de este instituto político y no era para menos, pues su todopoderoso padrino así lo había ordenado.



Carranza Rosaldo ya montado en el poder municipal, más que aclarar paradas ante la opinión pública, tendrá que deslindarse del clan Hillman al momento de conformar su equipo, caso contrario, confirmará que detrás de su candidatura y de su futura gestión estarán personajes ingratos, poco benevolentes y enemigos jurados de Coatzacoalcos y generando con ello un clima de desconfianza y desencanto en la población.



“Itesco, cuna de ambiciones desmedidas”



¿Se ha preguntado usted por qué tantas pugnas por el control del Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos? Eh, aquí, algunos datos interesantes que un buen amigo me ha hecho llegar.



Relata que esta institución abrió sus puertas en 1999 con 150 alumnos e inició con un presupuesto de tres millones de pesos. Transcurridos casi 18 años, el ITESCO es uno de los más extensos con 12 carreras, al contar con una matrícula de siete mil cien alumnos, ejerciendo –lea usted bien- un presupuesto de Ciento setenta millones de pesos al año, equivalente al gasto corriente e infraestructura de los municipios de Landero y Coss, Tamalín, Tamiahua, Tampico Alto, Tancoco y Tantima, juntos.



Algo así como 465 mil 753 pesos diarios. Nuestra fuente revela que 65 millones de pesos provienen de la federación, igual suma del gobierno estatal y los 40 MDP restantes, el ITESCO los recauda en ingresos propios, entre estos, inscripciones, fichas, simposios, contratos con la industria pública y privada, paraestatales y hasta trasnacionales.



Así que transcurridos algunos meses en que por el dedo de Edel Álvarez, fuera nombrada María Inés Núñez Monreal, las pugnas por el control de este centro de estudios son evidentes, y uno de los grupos que está dispuesto a hacer hasta lo indecible para someter a sus caprichos a esta dama, es sin duda el liderado por el director académico, Gregorio Gómez, quien secundado por su subdirectora Yamileth Mendoza y la jefa de la división de ingeniería química, Elizabeth Nolasco y su esposo Guillermo González, ejercen el control sobre calificaciones y en general sobre la administración interna del plantel.



Precisamente una de las minitas de oro en el área académica desde hace 17 años, fue el de la organización de los 24 simposios anuales (dos por carrera), la mayoría celebrado en el Centro de Convenciones o en el Teatro de la Ciudad, eventos por lo que los alumnos han pagado y siguen pagando a “chaleco”, entre 800, mil y hasta dos mil pesos, dependiendo de la importancia de los panelistas o conferencistas (caro lector solo multiplique estas cantidades por siete mil 100 estudiantes y sabrá de lo que le estoy hablando).



Y uno se pregunta ¿Todos estos recursos eran ingresados a la cuenta bancaria oficial del ITESCO?



Hasta donde se sabe, al asumir la dirección del plantel, Núñez Monreal, Contador Público Auditor, acabó de tajo con muchas “parcelitas” al interior del ITESCO, determinación que le acarreó problemas internos, al afectar intereses, no obstante que por su intervención, Gregorio Gómez y seis catedráticos más fueron reinstalados, pese a que interpusieron demandas laborales en contra de la institución, tras ser despedidos por una serie de irregularidades, según denunció en su momento el director José Luis Sánchez Toral.



En este contexto advertimos que ante la desmedida ambición de quienes académicamente gobiernan a la referida institución, Núñez Monreal tendrá que replantear su estrategia, evitando a cualquier precio que le crezcan los enanos.



Por ahora los académicos están al acecho, pues administrar 170 millones de pesos al año no es cualquier baba de perico y despierta todo tipo de ambiciones.







Escríbame a:

palabraespalabra@gmail.com

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010