De Veracruz al mundo
Inicio
FRANCISCO BERLÍN VALENZUELA
.
2017-02-27 / 19:52:31
“El Colegio de Veracruz opción para erradicar la improvisación política”
En las últimas semanas la sociedad veracruzana ha venido observando con preocupación la situación por la que atraviesa El Colegio de Veracruz, debido a la actitud de algunos de sus miembros docentes y alumnado, que han manifestado su descontento por la forma en que se han venido desarrollando sus actividades administrativas y académicas.

Como fundador de esta institución y promotor de la idea de su creación, lamento profundamente que se ataque a una institución surgida -como lo he expresado en otras ocasiones-, con el propósito de llenar un vacío existente en las instituciones de educación superior de nuestra entidad, siendo concebida como una institución pública, moderna, dinámica y comprometida con la docencia y la investigación, a partir de un alto nivel académico para generar conocimiento científico en ciencias políticas, económicas, sociales y en administración pública. Se trataba de preparar debidamente a estudiantes que contribuyeran a la solución de problemas y necesidades de la región sur-sureste del país.

La opinión pública y los nuevos funcionarios de la administración estatal deben de racionalizar seriamente lo que está institución académica significa y el trabajo realizado a lo largo de sus quince años de existencia, para llegar a posicionarse en un lugar destacado en la red de colegios del país, de la que ya forma parte, merced a la autonomía obtenida recientemente. Como institución académica debe ser fortalecida para consolidar sus importantes logros, conquistados a pesar de las múltiples dificultades experimentadas en su marcha ascendente.

Los juicios críticos, hechos a la ligera, ignoran que El Colegio de Veracruz, desde sus orígenes se ha preocupado por contrarrestar la gran improvisación existente en el ejercicio de la actividad política en la que muchos de sus practicantes –como es el caso de Veracruz-, se ufanaban de ser “muy buenos políticos”, por el hecho de que los veracruzanos Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines llegaron a ocupar el cargo de presidente de la República, despertando el interés en un creciente número de personas de dedicarse a la función pública, aunque estuvieran carentes de una verdadera vocación política y de la voluntad de realizar los estudios pertinentes.

Es así, como la observación cuidadosa del ejercicio de la actividad política realizada fundamentalmente en los últimos 60 años, nos enseña que muchos de quienes se desempeñaron en cargos de presidentes municipales, diputados locales, diputados federales, senadores y gobernadores en la entidad veracruzana, evidenciaban precarias condiciones en la formación teórica política, insuficiente preparación en el conocimiento de las ciencias sociales, que hacían de ellos funcionarios de actuación pragmática que guiaban sus ambiciones de superación en el quehacer público, alentados solamente por un espíritu de sobrevivencia y por el deseo de llegar a granjearse la simpatía y voluntad de los poderosos.

Frente a este panorama se hacía necesario poner fin a estas patologías que caracterizaban a la praxis política veracruzana, apareciendo en el panorama académico de nuestra entidad, El Colegio de Veracruz que como certeramente lo señaló uno de sus egresados más brillantes Juan Pablo Calderón Patiño, en su ceremonia de graduación “Es una institución responsable de entender el valor educativo en temas que antes ninguna institución formal del estado, había tenido en sus planes de estudio. Disciplinas como las Relaciones Internacionales, la Ciencia Política, el Desarrollo Regional, no sólo alimentan el mosaico educativo sino son pilar para que nuestro estado, incursione en su debate, tanto en el país como en el exterior. Por ello, los que hoy nos graduamos decidimos ser partícipes en este esfuerzo porque creemos en la fortaleza y visión de nuestra institución que hoy nos alberga”.

Tal vez uno de los mayores beneficios que El Colegio de Veracruz aporta a sus egresados, además de los conocimientos especializados en las distintas disciplinas que imparte, es el dotarlos de una mística de servicio a su comunidad, quienes saben muy bien que “Ser egresado de El Colegio de Veracruz, es una responsabilidad y no solo una distinción. Una responsabilidad con los veracruzanos, con el valor de las ideas y con la necesidad de madurar la academia y ponerla a la altura de los desafíos”.

Al observar la desastrosa actuación de quienes formaron parte de las dos administraciones anteriores, reafirmamos nuestra convicción de que sus funcionarios carecían de los altos valores que el ejercicio de la actividad servicio exige, como son: responsabilidad, honradez, ética, sentido del honor, compromiso y lealtad a su pueblo. Ocuparon –en su mayor parte- los diversos cargos públicos sin tener la preparación teórica necesaria, desconociendo la realidad social, económica y política en que se encontraba el Estado de Veracruz, avalados primordialmente por su amistad con los gobernantes, sus lazos familiares con ellos, sus intereses comunes y su disposición a la complicidad política.

Muy bien podría afirmarse, que si muchos de estos funcionarios rapaces hubieran tenido la oportunidad de cursar estudios especializados en las aulas de colegios como el de Veracruz, su conducta política en el ejercicio de sus cargos, enriquecida por una educación superior, hubiera sido seguramente diferente.

Tendrían en cuenta que los cargos públicos no deben ser vistos como un botín para su enriquecimiento personal, pues la oportunidad de servicio que se les otorgó era para tratar de hacer el bien a los veracruzanos, aceptando que más vale “la honrosa medianía” en sus emolumentos, que el desenfrenado saqueo de las arcas públicas.

Su falta de escrúpulos les hizo olvidar que la ética en los funcionarios públicos es una exigencia de la sociedad, que al ser ignorada por completo les condujo a caer en escandalosos casos de corrupción.

En las actuales y difíciles circunstancias en las que se encuentra nuestro Estado, es indudable que los retos que tiene enfrente una institución como El Colegio de Veracruz son de una gran importancia y de variada naturaleza:

Administrativamente, deberá resolver los conflictos y problemas originados a su interior por diferencia de enfoques y poner mayor atención en la contratación de su personal, para evitar duplicidad de funciones.

Académicamente, deberá depurar y mejorar la plantilla de su cuerpo docente para obtener mayores beneficios en la enseñanza que imparte y ser más exigente y estricto en la aceptación de su alumnado y en el cumplimiento a cabalidad de sus maestrías y doctorados, a fin de que sus egresados cursen satisfactoriamente los programas y planes de estudio.

Presupuestariamente, deberá encausar su acción promotora gestionando asesorías, diagnósticos y apoyos a instituciones públicas y privadas, a fin de obtener mayores recursos para la realización de su trabajo académico.

Si queremos que en Veracruz mejoren las condiciones del ejercicio de la actividad política, fortalezcamos a esta institución académica para que pueda proporcionar a quienes se dediquen a la función pública, el instrumental teórico de las ciencias políticas y sociales, a fin de complementar su vocación de servicio.

Finalmente, es bien sabido, que como decía el filósofo griego Aristóteles, “el hombre es un animal político”, pero en nuestros días, lamentablemente todavía siguen existiendo numerosos políticos que parecen actuar como verdaderos “dinosaurios”.

*Doctor en Derecho. Catedrático universitario. Profesor-Investigador Emérito (honorario). Autor de libros sobre Derecho Electoral y Parlamentario.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• ¿El caso Aristegui se repite en Veracruz? 2016-01-28
• "Propuesta de acciones a realizar en Veracruz para la transición política en un gobierno de dos años". 2015-10-11
• Una propuesta por Veracruz 2015-09-13
• ¿Es la sociedad mexicana conforme e indiferente? 2015-08-27
• A los Electores: ¿Votar o anular? 2015-06-03
• El fuero: ¿Privilegio Anacrónico? 2014-08-12
• Carlos S. Fayt: juez universal al servicio del derecho 2014-03-09
• Segunda vuelta electoral en una democracia de conveniencia 2013-11-20
• SEGUNDA VUELTA ELECTORAL EN UNA DEMOCRACIA DE CONVENIENCIA 2013-11-20
• Órgano rector nacional electoral 2013-11-04
• Reelección legislativa: mayor empoderamiento ciudadano 2013-10-13
• BELISARIO DOMINGUEZ: “MARIMBERO CAMPEON DE LA JUSTICIA” 2013-10-07
• Candidaturas independientes en una democracia cuestionada 2013-09-27
• El congreso mexicano ha abdicado de la función de indagación 2013-09-09
• La ponderación como principio de justicia aplicable a las movilizaciones sociales. 2013-09-04
• Grandes "Falacias" de la Democracia en México. A propósito de la reforma política 2013-08-26
• Grandes "Falacias" de la Democracia en México. A propósito de la reforma política 2013-08-24
• Voces digitales: nueva forma de lucha social y política 2013-08-14
• El camino de las autocracias está empedrado de abstencionistas 2013-07-27
• Voto en Blanco y Curules Vacías, posible legado de “Morris” 2013-07-03
• La increíble historia de un popular candidato, inexistente 2013-06-17
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010