De Veracruz al mundo
Inicio
FRANCISCO BERLÍN VALENZUELA
.
2013-10-07 / 15:13:12
BELISARIO DOMINGUEZ: “MARIMBERO CAMPEON DE LA JUSTICIA”
Nota: Comparto con ustedes el discurso que pronuncié el 9 de Octubre del año de 1965, en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, con motivo del homenaje que la Confederación de Estudiantes Chiapanecos y la “Tribuna de la Juventud”, rindió a Belisario Domínguez, al recordarse en aquel entonces el quincuagésimo segundo aniversario de su sacrificio heroico. Por considerar que los conceptos vertidos en esa ocasión siguen teniendo plena vigencia, publico hoy el mensaje contenido en esta alocución con motivo del Centenario de su trágica muerte.

En el heroico calendario de nuestra historia, el polvo del reloj de arena del tiempo, ha señalado 52 años (hoy 100), desde el día en que la vida de un hombre se conjugara con el valor y el patriotismo para ser ofrecido en inmortal sacrificio a la causa suprema de la dignidad nacional. En este día se unen las voces de todos los mexicanos para entonar el más sublime y solemne homenaje a la memoria del apóstol de la palabra libre, eterno inspirador de nuestros actos, paradigma de nuestras organizaciones, del hombre de lengua de campana, marimbero campeón de la justicia, del legislador sin miedo: Belisario Domínguez.

En el lejano Comitán de las Flores, pequeña villa asentada en la cercanía de la selva chiapaneca, donde la mujer chamula llena con su canto de tristeza la noche con luceros de esperanza y donde la melancolía de las marimbas parecen confundirse con el dolor del indio, viene a la vida el quijote de la libertad, que va modelando en este ambiente la bondad y el valor que caracterizarían siempre su existencia.

El espíritu de Belisario Domínguez se fue templando en las aulas del instituto de Artes y Ciencias de Chiapas, donde obtuvo su grado de bachiller, así como las ideas revolucionarias que se proclamaban en la Francia inmortal, en donde en la prestigiada Universidad de la Sorbona realizó sus estudios para obtener el título de Médico Cirujano. El pensamiento político que rodeó la vida del universitario Domínguez, sostenía apasionadamente los principios de dignidad de la persona humana, la igualdad entre los hombres y el respeto a todas las corrientes ideológicas, bases indispensables para la existencia de una auténtica democracia.

Modelado su carácter con la influencia de tales ideas, decide volver a su patria e instalarse como médico en su pequeño poblado de Comitán: ¡Grandeza de alma de este hombre. Que despreció la tentación de riqueza que le ofrecía la capital de la República, para instalarse en su tierra natal a servir con esfuerzo y sacrificio al gran número de enfermos que lo necesitaban!.

La muerte de su esposa, lo hace marchar con sus tres hijos a la ciudad de México en el año de 1903, llevando consigo el recuerdo y añoranza de su pueblo natal. El país entero estaba viviendo en plena era porfirista. En todos lados había injusticia y el “mátalos en caliente” estaba a la orden del día para obreros y campesinos que se atrevían a protestar. Los generales, amigos y esbirros del dictador eran los gobernantes de los Estados y los grandes latifundistas de la época. Los campesinos deambulaban miserablemente en calidad de siervos, sometidos a su patrón que había creado las oprobiosas tiendas de raya, las mujeres, frecuentemente eran ultrajadas por los hijos de los hacendados e influyentes, ante la impotencia de sus esposos o de sus padres. Más a pesar de esto, sólo había dolor y desesperación contenidas. Porque ¿ante quién pedir justicia, si esta palabra tal parece que no la conocían los encargados de administrarla? ¿Ante quién protestar, si los encargados de poner en práctica las leyes, eran los mismos caciques, hacendados o generales incultos, que sólo se preocupaban por cuidar sus intereses y los del grupo de explotadores en el poder?

Cambiar este estado de cosas, parecía casi un sueño, hasta el momento mismo en que el descontento y la rebeldía comenzaron a organizarse. Belisario, como muchos valientes, empiezan a protestar con decisión y hasta con arrojo por los actos despóticos del dictador. Se llega así, al año en que las ansias de renovación contenidas por el pueblo se desbordarían, hasta lograr el derrumbamiento de un gobierno de castas oprobioso e injusto. Había sonado ya la hora. Era el año de 1910. Los sufridos mexicanos habían escogido ya resueltamente acabar con el grillete, la miseria, la humillación y la vida gris del paria envilecido, para conquistar definitivamente su libertad, su dignidad y el derecho a sentirse hombres dueños de sí mismos, aunque para lograr tal cosa, tuvieran que derramar su sangre sobre la tierra generosa e inundar los campos con las lágrimas de sus ancianos, sus mujeres y sus niños.

Ya en el norte, el apóstol Madero, había inquietado al pueblo a través de su libro "La Sucesión Presidencial" y otra vez, como en la Independencia, los campesinos con sus machetes, palos y piedras van a la "bola", porque intuyen la bondad de la lucha revolucionaria y porque comprenden que nuevamente volverán a ser hombres libres. Los obreros, habían acuchillado ya la demagogia de los corifeos bellacos de la dictadura, en Puebla, entre el fuego de la fusilería, la jauría de esbirros del tirano, sedientos de sangre asesinan al primer gran mártir de la Revolución: ¡AQUILES SERDAN!

El fragor de la revolución comienza a derrumbar el viejo y carcomido edificio porfirista asentado sobre cimientos de miserias e injusticias. Y el Estado de Chiapas, que no podía permanecer al margen de la transformación que se estaba gestando en todos los rincones de México, por la liberal estirpe de sus hombres y su brillante tradición libertaria, participa con gran dignidad en la lucha revolucionaria. Belisario se ha puesto de pie al frente de su pueblo, aceptando su postulación como presidente municipal, desde donde pugna esforzadamente por su mejoramiento, logrando una enorme popularidad en todos los poblados y aldeas, que lo eligen en el año de 1912 senador suplente al Congreso de la Unión, en la fórmula en que figuraba como propietario Leopoldo Gout.

Una fría mañana del mes de enero de 1913, cuando el sol todavía no empezaba a parpadear, cuando el alba iba a ser relevada de su guardia y los pájaros seguían perezosos “sobre los hombros de los árboles”, despertó con optimismo a su hijo Ricardo para marchar juntos a la Capital de la República, realizando así, con la urgencia del predestinado, un viaje sin retorno.

La ciudad de México se presentó a sus ojos con una sociedad llena de confusiones y sobresaltos. Una vez más, los espíritus de sus habitantes eran sacudidos por graves acontecimientos. Más no era ya el trepidar de las ametralladoras agitadas, sedientas de justicia, porque para entonces el Presidente Madero dirigía los destinos de la Patria. La que gritaba disparando sus fusiles, era una soldadesca desenfrenada, con jefes desalmados, que escudados en una traición infame, cubrían desde la Ciudadela de sangre y oprobio a la atemorizada Capital. Sus gritos, no eran de rendición, sino de usurpación, de egoísmos y ambiciones bastardas.

Un pequeño grupo de jefes del antiguo ejército, se apoderó del Palacio Nacional haciendo prisioneros a Madero y Pino Suárez, comandados por un traidor de nacimiento, miserable intrigante, alma baja de esbirro, abyecto y drogadicto llamado Victoriano Huerta.

Con él, se inició el período de gobierno más vergonzoso de nuestra historia, al haber ordenado que las balas asesinas cortaran la vida de los revolucionarios prisioneros el 22 de febrero de 1913. El militar traidor, se hizo nombrar Presidente de la República, haciendo vivir al pueblo apresuradamente días y horas de trágicos acontecimientos.

El miedo fue entonces el signo con el que todos se persignaban. Leopoldo Gout, amigo y admirador de Madero es demasiado débil para soportar la magnitud de las traiciones cometidas y al poco tiempo una violenta enfermedad se lo llevó a la tumba. Tres días después de su muerte, el 6 de marzo de 1913, Belisario Domínguez, con solemne paso sube al estrado de la Cámara de Senadores para rendir su protesta de ley. Ya es el Senador Propietario por el Estado de Chiapas.

Su palabra se escuchó desde su primera intervención en el Senado condenando los proyectos que Victoriano Huerta enviaba. Él no podía hacerse cómplice de los crímenes que se sucedían diariamente y de un hombre alcohólico que continuaba persiguiendo a sus víctimas desde el Palacio Nacional.

Por eso, Belisario Domínguez el Senador, que había comenzado con sus primeros discursos su lucha con la muerte, con la angustia reflejada en su rostro, con los puños crispados en son de desafío, alzó su voz en la tribuna parlamentaria para acusar públicamente al responsable directo de todos los sufrimientos. El 23 de septiembre de 1913 entrega al Presidente de la Cámara de Senadores un viril y extraordinario documento, que siendo para él como la última página de la vida de su historia, sirvió a la posteridad para hacer con ella la primera página de la historia de su vida.

En este bello y temerario discurso que hizo temblar al Presidente del Senado, Belisario analizó con increíble valor la difícil situación política por la que atravesaba el país y condenó enérgicamente los oprobiosos actos del desalmado usurpador, diciendo a sus compañeros de cámara, entre otras cosas: “Penetrad en vosotros mismos, señores y resolver esta pregunta: ¿Qué se diría de la tripulación de un navío que en la más violenta tempestad y en medio de un mar proceloso, nombrara piloto a un carnicero que sin ningún conocimiento náutico navegara por primera vez y no tuviera más recomendación que la de haber traicionado y asesinado al capitán del barco?” Y agregaba “El mundo está pendiente de vosotros, señores miembros del Congreso Nacional Mexicano, y la Patria espera que la honréis ante el mundo evitándole la vergüenza de tener por primer mandatario a un traidor y asesino”.

¡Qué valor el de éste hombre, que a la manera del héroe inglés, cuando ve a su patria aniquilada y destrozada parece retar al dictador diciéndole: Es cierto, los miembros del Senado han enmudecido, pero en cuanto a mí, dádme la dignidad o dádme la muerte!

La reacción de Victoriano Huerta no se hizo esperar, su mano asesina impidió que el Médico de Comitán conociera las consecuencias que su atormentado verbo produjeron en la Cámara. La fatídica muerte rondaba ya en el Hotel Jardín donde se hospedaba. Alberto Quiroz, Gilberto Márquez y el “Matarratas”, esbirros del dictador, esperaban el momento de saciar el coraje y el odio de su amo en el inmaculado cuerpo de Belisario. El 7 de octubre, cerca de las dos de la mañana fue sacado de su habitación para ser conducido al panteón de Coyoacán. Antes de llegar, se detuvieron en la casa de un médico ilustre, Aureliano Urrutia, que había manchado su profesión al aceptar el Ministerio de Gobernación en el gabinete del usurpador. Ahí volvió a manchar nuevamente sus manos y su nombre ante la historia con la sangre inocente de Domínguez al amputarle la lengua. ¡Como si la dignidad y el patriotismo - supremos valores de un hombre íntegro- pudieran exterminarse a la manera en que se extirpa un órgano del cuerpo!

El honrado médico ha aceptado la muerte antes que el deshonor. Se siente satisfecho de haber despreciado la gloria “ostentosa y pasajera que el orgullo humano persigue como único objeto de su ambición” y de haber podido contemplar actos de valor y patriotismo, como el realizado por este humilde obrero PLACIDO CRUZ RIOS, aquí presente, que para honra del proletariado mexicano tuvo el arrojo de encender el espíritu revolucionario con la huelga de Cananea.

Antes de ser acribillado, Belisario contempla en medio de la obscuridad de la noche, luceros de esperanza para el porvenir de su pueblo que sufre adolorido con la guerra civil sobre sus hombros.

Sin vendajes en los ojos lo acribillan. Todavía observa y oye, porque ya no puede hablar, cómo los encargados de sacrificarle se ponen de acuerdo para descargar el primer golpe. Le roban sus pertenencias una a una y se escuchan tres disparos, mientras su boca por donde salieron tantas palabras de aliento, de comprensión y patriotismo, sangra profundamente. De pronto todo parece detenerse y la noche se vuelve más negra, como avergonzada de éste crimen, amenazando dejar caer una tormenta. También “la gloria –al decir de Mauro Calderón- se detuvo un breve instante sobre la tierra sombría de la doliente Anáhuac, y contemplando sus sierras y sus valles envueltos en el polvo de los siglos, ahora mezclados en la sangre y los despojos de tantos héroes inmolados en el altar sagrado en el que ofician los genios intocables, posó sus dulces labios en la frente victimada de las iras del Calibán, consagrándolo a la inmortalidad ¡BELISARIO DOMINGUEZ ESTABA ALLÍ, DESDE ESE MOMENTO, SERENO, IMPERTÉRRITO, SUBLIME, COMO SI ESPERARA SEGURO EL FALLO DE LA HISTORIA!”







Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Discurso de un presidente norteamericano que no debe olvidarse nunca 2017-01-24
• Juguemos a plagiar (A manera de anécdotas) 2016-08-23
• “Piensa mal y acertarás” 2016-08-13
• ¿A quién sirven los diputados? 2016-07-20
• Acabemos con las falacias democráticas 2016-06-26
• "En ningún caso, nadie que haya sido presidente del PRI puede volver a serlo" 2016-06-19
• “Riesgo de colapso de la democracia veracruzana” 2016-06-02
• Legado académico de un gran maestro del derecho 2016-05-20
• Campañas insustanciales 2016-04-30
• Ideas Vigentes 2016-03-23
• ¿Victoria electoral o derrota pactada? 2016-03-06
• ¿El caso Aristegui se repite en Veracruz? 2016-01-28
• "Propuesta de acciones a realizar en Veracruz para la transición política en un gobierno de dos años". 2015-10-11
• Una propuesta por Veracruz 2015-09-13
• ¿Es la sociedad mexicana conforme e indiferente? 2015-08-27
• A los Electores: ¿Votar o anular? 2015-06-03
• El fuero: ¿Privilegio Anacrónico? 2014-08-12
• Carlos S. Fayt: juez universal al servicio del derecho 2014-03-09
• Segunda vuelta electoral en una democracia de conveniencia 2013-11-20
• SEGUNDA VUELTA ELECTORAL EN UNA DEMOCRACIA DE CONVENIENCIA 2013-11-20
• Órgano rector nacional electoral 2013-11-04
• Reelección legislativa: mayor empoderamiento ciudadano 2013-10-13
• Candidaturas independientes en una democracia cuestionada 2013-09-27
• El congreso mexicano ha abdicado de la función de indagación 2013-09-09
• La ponderación como principio de justicia aplicable a las movilizaciones sociales. 2013-09-04
• Grandes "Falacias" de la Democracia en México. A propósito de la reforma política 2013-08-26
• Grandes "Falacias" de la Democracia en México. A propósito de la reforma política 2013-08-24
• Voces digitales: nueva forma de lucha social y política 2013-08-14
• El camino de las autocracias está empedrado de abstencionistas 2013-07-27
• Voto en Blanco y Curules Vacías, posible legado de “Morris” 2013-07-03
• La increíble historia de un popular candidato, inexistente 2013-06-17
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010