De Veracruz al mundo
Inicio
POLÍTICA Y ENERGÍA
LorenzoReyes Mar
2012-04-18 / 22:37:56
Escenario Energético
Las reservas de petróleo en México, se definen como aquellas cantidades de hidrocarburos que se prevé serán recuperadas comercialmente de acumulaciones conocidas a una fecha dada e involucran algún grado de incertidumbre, dependiendo principalmente de la cantidad y calidad de la información geológica, geofísica, petrofísica y de ingeniería, así como de su disponibilidad al tiempo de la estimación e interpretación de esta información y puede ser usado para colocar reservas en una de dos clasificaciones principales, probadas o no probadas.

Cantidades recuperables estimadas de acumulaciones conocidas, que no satisfagan los requerimientos de comercialización, deben clasificarse como recursos contingentes.

Así, las reservas probadas son acumulaciones de hidrocarburos cuya rentabilidad ha sido establecida bajo condiciones económicas a la fecha de evaluación; en tanto las reservas probables y posibles pueden estar basadas en futuras condiciones económicas.

Estas reservas petroleras las clasifican empresas externas, especialistas en el tema, que actualmente son: Netherland, Sewell International, DeGolyer and McNaughton y Ryder Scott Company, se encargan de la certificación de las reservas de las principales empresas petroleras internacionales y nacionales.

Hace 11 años Petróleos Mexicanos tomó la decisión de difundir el estado de las Reservas de Hidrocarburos y someterlas a un proceso de certificación externa, a fin de dar a conocer a la sociedad mexicana, con absoluta minuciosidad, la cuantificación del recurso natural no renovable administrado por PEMEX.

El petróleo crudo equivalente es una forma utilizada a nivel internacional para representar el inventario total de hidrocarburos. Su valor es el resultado de adicionar los volúmenes de aceite crudo, de condensados, de los líquidos en planta, y del gas seco equivalente a líquido.

Corresponde en términos de poder calorífico, a un cierto volumen de aceite crudo. El gas seco considerado en este procedimiento es una mezcla promedio del gas seco producido en los complejos procesadores de gas Cactus, Ciudad Pemex y Nuevo Pemex, en tanto el aceite crudo considerado equivalente a este gas corresponde al tipo Maya.

Las reservas probadas de hidrocarburos o IP son cantidades estimadas de aceite crudo, gas natural, y líquidos del gas natural, las cuales, mediante datos geológicos y de ingeniería, demuestran con certidumbre razonable que serán recuperadas en años futuros de yacimientos conocidos bajo condiciones económicas y de operación existentes a una fecha específica y son las que aportan la producción y tienen mayor certidumbre que las probables y posibles.

Desde el punto de vista financiero, son las que sustentan los proyectos de inversión y se evaluaron de acuerdo con los criterios y definiciones de la Securities and Exchange Comission (SEC) de Estados Unidos, reportando reservas remanentes al 1 de enero de 2012 de 13,810 Mmmbpce.

En el caso de las reservas asociadas a procesos de recuperación secundaria y/o mejorada, serán consideradas desarrolladas únicamente cuando la infraestructura para el proceso esté instalado, cuando los costos requeridos para ello sean considerablemente menores, y la respuesta de producción haya sido la prevista en la planeación del proyecto correspondiente.

Las reservas no desarrolladas son reservas que se espera serán recuperadas a través de pozos nuevos en áreas no perforadas, o donde se requiere una inversión relativamente grande para terminar los pozos existentes y/o construir las instalaciones para iniciar la producción y transporte.

Lo anterior aplica tanto en procesos de recuperación primaria como de recuperación secundaria y mejorada.

En el caso de inyección de fluidos al yacimiento, u otra técnica de recuperación mejorada, las reservas asociadas se considerarán probadas no desarrolladas, cuando tales técnicas hayan sido efectivamente probadas en el área y en la misma formación.

Reservas no probadas, son volúmenes de hidrocarburos evaluados a condiciones atmosféricas, al extrapolar características y parámetros del yacimiento más allá de los límites de certidumbre razonable, o de suponer pronósticos de aceite y gas con escenarios tanto técnicos como económicos que no son los que prevalecen al momento de la evaluación.

En situaciones de desarrollo no inmediato, los volúmenes de hidrocarburos descubiertos comercialmente producibles, pueden ser clasificados como reservas no probadas.

Reservas probables son aquellas reservas no probadas en donde el análisis de la información geológica y de ingeniería del yacimiento sugiere que son más factibles de ser comercialmente recuperables, que de lo contrario.

Si se emplean métodos probabilistas para su evaluación, existirá una probabilidad de al menos 50 por ciento de que las cantidades a recuperar sean iguales o mayores que la suma de las reservas probadas más probables.

Haciendo Pemex una evaluación al 1 de enero de 2012 de las reservas probables registra 12 mil 353 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

De acuerdo con esta definición, cuando son utilizados métodos probabilistas, la suma de las reservas probadas, probables más posibles tendrá al menos una probabilidad de 10 por ciento de que las cantidades realmente recuperadas sean iguales o mayores.

Al primero de enero de 2012 las reservas posibles de petróleo crudo equivalente del país alcanzan a 17,674 millones de barriles.

Las reservas totales son también conocidas como 3P y son la adición de reservas probadas, probables y posibles y ascienden a 43 mil 837 millones de barriles de petróleo crudo equivalente al 1 de enero de 2012.

La tasa de restitución indica la cantidad de hidrocarburos que se reponen o incorporan por nuevos descubrimientos con respecto a lo que se produjo en un periodo dado.

Es el cociente que resulta de dividir los nuevos descubrimientos por la producción durante un periodo de análisis, y generalmente es referida en forma anual y expresada en términos porcentuales.

La tasa de restitución de reservas 3P descubiertas por actividad exploratoria se incrementó de 21.3 por ciento, al inicio del año 2000, llegando hasta 101.1 por ciento en 2012.

Las reservas de crudo y gas en el Golfo de México son altamente promisorias y la estrategia integral en el sector de hidrocarburos que se ha implementado por parte de la empresa, inicia con la exploración de nuevos yacimientos de petróleo y gas natural, lo mismo en tierra que en aguas profundas, someras y, también, próximamente ultraprofundas.

Comentarios y Observaciones

loremar1919@hotmail.com

Cel: 2291740483

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010